Buscar este blog

lunes, 13 de diciembre de 2010

SÍ SÍ....ELLA ME LO DIO!!! CUANDO SEA REEEEEY........





Los egresados fuimos por la izquierda….
La vida no era justa, realmente (nunca serán algunos reyes…), entonces ella me hizo un bello vestido de REINA DE CORAZONES
Pero El Corazón estaba vacío…por más que el Perro estuviera presente…y el corazón quiso llorar en más de una oportunidad….
Entrar por la izquierda, y ver que de repente estás en un lugar diferente…”Hacen entrada, los egresados y los profesionales del saber”, (¿no será demasiado?) y lo fue…
Y estirando el cogote la veo a ella, a M.M. (la que me dijo KAscote, la que me dijo que nunca sería profesora, la que nunca pero nunca iba a aprobarme) ella, en primera fila….toda divina…toda genia total y toda con ese saber que la hizo tan pero tan inalcanzable. Fue una Gramática que se hizo Dramática hasta que en uno de esos momentos importantes, la vi como realmente era: una persona que era exigente, pero con fallas. MABEL era humana, o sea M.M. era humana y por lo tanto no era quien realmente debía aprobarme…Ni tampoco la MM que se encontraba en el lugar de “invitados”, ni siquiera “el ausente” me tenían que aprobar algo…porque si de algo estaba segura era de que yo fui la que estudié, nadie lo hizo por mí, los logros eran míos y si me demoré más de lo que pensaba era por mi propia iniquidad e indiferencia. Ya ella no era Polifemo, que me obligaba a convertirme en NADIE para jugarle una treta…ya éramos iguales y distintas. Ella fue mi Mentor(a), diosa Ateneica, que transformándose en distintos personajes, en distintos suplentes me hicieron aprender a que en definitiva lo único que vale en esta vida es el cerebro. Porque, alguien (no alguien cualquiera, sino Mi Padre) me dijo que no tenía nada para dejarme el día que no estuviese a mi lado, tan sólo podía dejarme educación. Una educación de príncipe, como ocurrió como con los cronopios…

Pero entonces, me nombraron…y ella subió para decirme “Ves que sobreviví para darte el título”, y yo me quedé muda, muda como esas personas que en definitiva no tienen palabras…porque existen instantes en la vida donde no hay palabras para expresar las sensaciones que atravesaron el alma. Nunca tuve un lugar. Digamos que no tengo “Patria”, (tampoco “pater” que vaya orgulloso con una hija que le salió loca por los libros), no tengo un “amor” porque tengo mucho amor por la gente que realmente ha estado conmigo durante este tiempo, y siento que por vez primera, tengo un corazón vacío…de tanto dar. Tengo un aro en un ombligo, para ponerme en mi propio centro “ser omphalica”, que también sirve para ser fálica. Y todo eso, frente a ella que había sobrevivido, para colocarme una medalla, para hacerme agachar mi cabeza, y para sentirme una Reina de verdad…
Sólo pude tomarle la mano. Sólo pude mirarla a los ojos con lágrimas (lágrimas que tuve durante todo el día, y durante toda la noche…lágrimas por los que están, los que no, los que estuvieron, los que estarán…). Vi a las aparatas de mis tías con las fotis. Ví al Perro tentado de la risa…y vi que de repente…ella no me dijo colega….grrrrrr

Siguió su camino, y dio la voltereta correspondiente. Y junto a Saidman, veía al pequeño también Moranista (Asociación de Moranistas que tenemos problemas estructurales) que también él la había elegido. Y de repente ES EL MOMENTO DEL JURAMENTO. Jurar es una acto de habla, aquel que promete, aquel que jura, aquel que bautiza es quien hace un acto a partir de la palabra. Cuando alguien dice “Yo prometo” no se trata más que de un momento sagrado en el que la palabra guarda un sentido real, verdadero: ya no hay significado ni significante.

Entonces juramos pór el honor…juramos por hacer bien el laburo.. e hicimos de la palabra un acto (cosa inversosímil para estos momentos de nuestra existencia….) y de repente fue un momento solemne….donde no pude parar de llorar. Chiche no estaba para verme así, Chiche no estaba para ser feliz, y tomé mi medalla y lloré…y luego bajé del escenario. Demostré que era una TORRISI de ley (paterna), y demostré que de todas las presentes, aquel que fue al Colegio San Carlos, aquel que me dijo que su hija era loca, no estaba a mi lado con la flor, mi madre sostenía el clavel y de repente…el ciclo se cerraba allí. Los egresados salimos, festejamos y en eso vino un abrazo que me toma de la cintura, y era ella. Ella con sonrisa…ella diciendo que “de todas las palabras que le han dicho, las mías la hicieron conmover”, agregó que estaba orgullosa de mí y que todo lo que cuesta es para lograr más satisfacción, no por uno mismo, sino por aquellos que creen en uno. Y con la sonrisa torcida, mirando como oliendo feo perfume barato, dijo: “TE FELICITO COLEGA”, Y sólo pude mirarla a los ojos y entender que no es que ella era la jodida, sino que yo fui tan psicópata que me emperré en que ella me reconociera como su par, como su alumna pero como por todas las cosas: como alguien que persevera. Y allí, cuando dijo colega…y Leo se abraza a mi vieja que no paraba de llorar…le dije: “Mamá, te presento a MM”…y vi el espejo de la exigencia, el espejo de quienes nunca creyeron en que podría lograr algo…y de quienes ya dejaba atrás.

Salí del recinto, y alguien preguntó: “¿no te sacás una Foto con el profesorado de fondo?”, y mi respuesta, contundente es: YO YA NO MIRO MÁS HACIA ATRÁS, YO TENGO ALGO QUE ME DIFERENCIA, QUE ME NIVELA Y QUE ME HACE NO JUGAR MÁS EN EL OUTLET…Digna hija de mi padre, digna Torrisi que se rompió el orto…digna mina que de repente se separó de quienes no le convenían porque en vez de sumar restaron…digna mina que seré la gurca que me dejo convencer por juegos, pero antes hice la estrategia…digna persona que de repente cree que la verdadera fidelidad es con uno mismo, todas esas facetas de Karina, dijeron “NO miro más hacia atrás”. Y les brindo agradecimiento con el cerebro, no con el corazón que es quien no hace sinapsis:

a. a ese que me dijo que venía como suplente, y que me hizo llorar tanto pero tanto, y me di cuenta de que la verdadera amistad incluye saber cuánto el otro te necesita, gracias Perro…

b. a ese que temblaba sus manos por no tener la fuerza para recibir el reloj al mejor promedio, que en definitiva era ese premio, que un digno moranista merecía

c. a la Bella Silvina Saidman…con sus rulos rubios, que no paramos de tentarnos en toda la gala…

d. a Picon que me llamó para decirme…”NEEENAAAAAAAAA!!! TENÉS EL TÍTULO Y MABEL VA A TENER QUE HACER PILATES”

e. A mi soldado de Perón, que con cuatro amigas ese mismo día me llama, enojada por no poder haber venido, porque al pedo invité a gente que tenía compromisos, que me dice…”Basta de farsas: semana en Mendoza, montañita y semana en la costa Valparaiso, y que todos se vayan a la mierda!!!”

f. A mi amiga, colega y competidora: Mariela. Quien me sacó fuerzas de donde no había para crecer en cuanto a lo académico y en cuanto a lo personal. Igual…SÍ A LA DESPEDIDA COCODRILESCA

g. A los extras que aparecieron para desaparecer y demostrar que siempre es bueno que entre la GaTa como suplente…

h. A los que leen y piensan que esto es KA-tártico y se cierran en su ombligo juntando pelusa de outlet.

i. A los que me demuestran incondicionalidad

j. A los que me muestran exigencias…

GRACIAS A TODOS, YA NO SOY LA ESTANCADITA KARINA…AHORA SOY LA FUTURA LIC. BESUGOS, SIEMPRE MEZCLANDO BIBLIA Y CALEFÓN, Y JURO EN ESTE MOMENTO NO REGRESAR A COMPRAR ROPA EN OUTLET, SIEMPRE VIENE FALLADITA…

GRACIAS TEXIRA….ORGULLO MÍO, TENERTE DE AMIGA

2 comentarios:

  1. es viejo, pero lo vi y me mató, qué bueno esto, reina leona!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar